El Reiki es una técnica natural de origen japonés que estimula nuestra energía vital, es extremadamente relajante, y no tiene efectos secundarios.
Por otro lado, constituye un completo y sencillo método de crecimiento personal, que nos ayuda a conseguir una vida más armoniosa y feliz. Al mismo tiempo, cada vez más personas lo utilizan para conectar con estados elevados de conciencia, relajación y paz espiritual, o como herramienta para llegar a la meditación de manera intuitiva, sencilla y sanadora.