Si estás embarazada, tienes el permiso de tu médico para realizar actividad física,  y quieres una técnica corporal suave y adecuada para tu estado, las CLASES DE PILATES PRENATAL o PILATES PARA EMBARAZADAS, son una de las mejores alternativas que puedes encontrar. 

Algunos de los beneficios de su práctica durante el embarazo son: 

         Previene y alivia los dolores lumbares.

Mejora la irrigación sanguínea.

Ayuda a prevenir posibles varices y calambres.

Mejora la condición cardiovascular y muscular.

Favorece la mejora postural.

Fortalece, tonifica y estira todo el cuerpo.

Trabaja de manera especial y específica, el suelo pélvico y la musculatura profunda. 

 

GRUPOS REDUCIDOS.  

ABRIMOS NUEVOS HORARIOS EN FUNCIÓN DE LAS MAMIS INTERESADAS